Enrique Amat Payá

De WikiPetrer
Saltar a: navegación, buscar

Enrique Amat Payá (1912-1997)

Enrique Amat Payá-joven.

Nace en Petrer, un 4 de octubre de 1912, en el calle Mayor, fruto del matrimonio formado por Enrique Amat Pérez y Delfina Payá Poveda, siendo el segundo de cuatro hermanos. Su actividad profesional se desarrolló como ningún contable en Calzados Luvi, S.A. Fue Juez de Paz durante cinco años y en el ámbito sociocultural desarrolló una gran actividad tanto religiosa como festera y literaria.

Biografía

Pertenecía a una familia de hondo raigambre local en la que durante generaciones habían destacado juristas, escritores y diplomáticos, entre ellos Vicente Amat Furió y Miguel Amat Maestre, su tío abuelo que fue abogado, literato y diputado provincial en Alicante. Las circunstancias económicas y familiares de Enrique Amat le obligaron a trabajar desde muy joven, lo cual limitó su formación académica, pero no su vocación intelectual.

A los 14 años empieza a trabajar en Calzados Luvi, S. A. como ayudante de oficina, fábrica en que transcurre gran parte de su vida profesional, ejerciendo de jefe de personal y de contabilidad, cuando esta empresa era una de las más importantes manufactureras del zapato de ámbito estatal.

Deporte y actividades sociales

En su juventud preside el equipo de fútbol denominado Realidad Ibérica Petrelense, popularmente conocido como RIP. También desarrolla una intensa actividad social en cabeza de las Juventudes de Acción Católica en los años inmediatos a la Guerra Civil española.

La contienda civil (1936-1939)

A finales de julio de 1936 se desplaza a Alicante, donde es detenido como presunto conspirador y es ingresado en el Reformatorio de Adultos de Alicante. A principios de otoño fue puesto en libertad sin cargos junto a diversos reclusos que fueron detenidos también en la capital de la provincia.

Posteriormente fue movilizado en el ejército republicano a la orden de Valentín González, “el Campesino”, en la Brigada Mixta E; la cual se convirtió en la 10a Brigada Mixta.

Los años de la posguerra

Al finalizar la guerra, dos años después, concretamente el 14 de marzo de 1941, contrajo matrimonio con su novia, Virginia Vicedo Rico, y se trasladó a vivir en una casa propiedad de la familia de ella. Fruto de esta unión nacieron dos hijos, Julia y Enrique.

Hombre de profunda fe, así como por el alcance del problema social y la distribución de la riqueza. Sus convicciones religiosas despertarán sus inquietudes por la crisis de la fe y las creencias religiosas del hombre actual.

Aunque nunca quiso participar de forma activa en la vida política, la preocupación por el desarrollo local y económico de su pueblo lo llevó a colaborar, una vez finalizada la contienda civil, con la comisión gestora nombrada por el gobernador de la provincia para la normalización, organización y desarrollo del municipio, y fue concejal del Ayuntamiento durante tres años. Asimismo, formó parte de la comisión encargada de la reconstrucción de la iglesia parroquial de San Bartolomé.

Juez de Paz

De 1970 a 1975 ocupa el cargo de Juez de Paz, que ejerce con justicia y honestidad, y se gana el reconocimiento y el respeto de todos los petrerins por su talante conciliador en los difíciles años previos a la transición democrática.

Fiestas de Moros y Cristianos dedicadas a San Bonifacio, Mártir

Pero Enrique Amat es recordado por su incondicional dedicación a la promoción de la fiesta de Moros y Cristianos en la que participó como festero activo durante más de cincuenta años. Comprometido con la fiesta, fue directivo de la comparsa Moros Viejos y de la Unión de Festejos San Bonifacio Mártir, varias veces, ocupando cargos de responsabilidad en sus juntas directivas. En reconocimiento a su labor, fue nombrado en 1983 socio de honor de la Unión de Festejos. Además, durante diecisiete años mantuvo una intensa y fructífera labor como director de la revista de fiestas de moros y cristianos, en cuyas páginas publicó numerosos escritos literarios y de investigación histórica sobre Petrer y sus festividades, velando siempre por la conservación de la esencia y tradiciones propias de la fiesta.

Obra poética

Enrique Amat Payá-Octubre 1983.

Siempre gozó de una especial sensibilidad poética, tal como demostró en la publicación de una selección de sus primeros poemas en la antología de autores locales titulada Cuando las yemas revientan (1967), junto al cura Jesús Zaragoza, Paco Mollá y Gabriel García, así como en sus asiduas colaboraciones literarias en la revista de fiestas patronales y la publicación del libro Mi poético sentir, verdadera compilación de su vasta obra poética, editado en 1993. Antes, en 1991, el Ayuntamiento ya había editado su primer libro, titulado Mi manera de pensar, una recopilación de los más significativos artículos que el autor había escrito y publicado a lo largo de su dilatada vida, analizando temas como las fiestas y tradiciones locales, los principios de justicia y paz social, o el ideal religioso católico.

Al final de su vida, y casi coincidiendo con su defunción, sucedida el 18 de marzo de 1997, se publicó su última obra, Mi personal opinión sobre casos y cosas, miscelánea que recoge los últimos escritos en verso y en prosa del autor.

Para Enrique Amat, “la poesía viene a ser, en la parte subjetiva, como un puro manantial que vierte sus cristalinas aguas sobre la superficie interior del individuo". Por tanto, no es tan solo escribir o declamar poesía, en su significado estricto, sino poetizar cualquier momento de la existencia humana, en relación con la naturaleza o con la profusa gama de los sentimientos del alma, y su obra poética recoge a la perfección este ideal de vida, con “poemas sin trascendencia, nacidos en el abrigo de mis creencias, de mis querencias, de mis vivencias…".

En 2014, con motivo de la celebración del IV centenario del voto del pueblo de Petrer a San Bonifacio, su poema “Estaremos a tu lado”, musicalizado por Tino Cabedo, se convirtió en una parte importante de los distintos actos de esta conmemoración.

Reconocimiento oficial

El Consejo Municipal de Cultura acordó en 1999 que la nueva biblioteca construida en la zona del Campet llevara el nombre del poeta.

El 15 de abril de 2000 se descubrió la placa de la calle Poeta Enrique Amat, situada en la zona de la estación de autobuses, según el acuerdo del Consejo Municipal de Cultura del año 1997.

Publicaciones

Cuando las yemas revientan (1967). (Antología poética de varios autores)

Mí manera de pensar (1991)

Mí poético sentir (1993)

Mí personal opinión sobre casos y cosas (1997)

Artículos y poemas

Numerosos artículos y poemas incluidos en las revistas Petrer y Fiesta, editadas por el Ayuntamiento de Petrer, y en la Revista de Moros y Cristianos, editada por la Unión de Festejos San Bonifacio, Mártir, de Petrer.

Bibliografía

GARCÍA AZORÍN, J. R. (2009): Prólogo de Dos poetas de Petrer, Ayuntamiento de Petrer.

POVEDA LOPEZ, V. (2012): “Enrique Amat. Los amores del poeta”, Festa 2012, Ayuntamiento de Petrer.

RICO, NAVARRO, Ma. C. (2002): Laso callas de Petrer, Ayuntamiento de Petrer, Caja Petrer, Universidad de Alicante.