Escudo del Conde de Puñonrostro

De WikiPetrer
Saltar a: navegación, buscar

Escudo heráldico del IX conde de Puñonrostro

Denominación

Escudo heráldico del IX conde de Puñoenrostro, Francisco Javier Arias-Dávila Centurión, situado en la fachada principal de la iglesia parroquial de San Bartolomé, Apóstol, fechado entre 1779 y 1783.

Ubicación

Entrada principal al a iglesia.

Fachada principal de la iglesia parroquial San San Bartolomé, Apóstol, situada en la plaça de Baix de Petrer.

Datos históricos

El escudo de armas como tal, es decir, escudo identificativo de un linaje, señor o caballero, aparece en el siglo XII, cuando las disputas entre reyes y señores feudales eran frecuentes. La necesidad de distinguir el caballero enfundado en armadura a la hora de participar tanto en los torneos lúdicos como en las huestes guerreras, propició la creación de este tipo de escudos en los que se insertaban motivos en varios colores, a gusto del noble o caballero, con elementos simbólicos como el león, la águila, un castillo, una imagen o motivos geométricos. A partir del siglo XV, cuando la heráldica de los escudos de armas deja de cumplir su función inicial, la identificación del caballero pasa a servir como historia de las alianzas familiares o distinción de linajes y señoríos.

Desde esos momentos el escudo se hace más decorativo, y toma formas y diseños a gusto del artista, pintándose en un mismo escudo varios linajes, emparentados por enlaces matrimoniales y alianzas. De esta manera, los escudos dejan de tener un solo cuartel, y se multiplican con el paso del tiempo, entremezclándose los elementos heráldicos de un cuartel con otro, ya que el escudo queda como símbolo de la casa nobiliaria, especialmente durante los siglos XVII y XVIII.

La Heráldica se la reconoce finalmente como una ciencia auxiliar de la Historia que permite identificar al titular, es decir, el señor o noble que tiene las armas en cuestión, mediante la descripción y estudios de los símbolos reflejados en el blasón.

En relación al escudo nobiliario situado en la fachada de la iglesia de San Bartolomé, pertenece a Francisco Javier Arias-Dávila Centurión, IX conde de Puñonrostro, IX conde Elda, III marqués de Casasola, VIII conde de Anna y VII marqués de la Noguera (1751-1783).

El conde de Puñonrostro, Elda y Anna, Grande de España, aparece firmando la concordia con José Tormo, obispo de Orihuela. En este acuerdo el conde se comprometía, anualmente, a colaborar económicamente para el mantenimiento de las iglesias parroquiales de Elda, Petrer y Salinas.

En 1777 se encarga un proyecto para la construcción de una nueva iglesia en las villas de Petrer y Elda al arquitecto Ventura Rodríguez. Uno de sus discípulos es el arquitecto Francisco Sánchez, que proyecta la nueva iglesia parroquial de Petrer. Dentro de la primera fase constructiva, entre 1779 y 1783, se esculpe en la fachada principal, sobre la puerta de la entrada, el escudo familiar del conde de Puñonrostro, donde también se recogen los anteriores linajes.

Descripción del escudo

Escudo del conde.

Escudo con una ornamentación y decoración recargada propia del siglo XVIII. El escudo está colocado sobre un manto representativo de la grandeza de España, recogido a un lado y al otro con grandes lazadas. El manto sale de la corona, y dentro de esta, sobre la parte central del escudo y como apoyo, aparece un animal salvaje a modo de lobo u oso. Como adornos externos se labran lambrequines o guirnaldas que rodean el escudo. En el interior el escudo aparece dividido en cuatro partes o cuadrantes y escudón central o sobrescudo.

El primero y tercer cuadrante corresponden al linaje de la familia Coloma y Calvillo. El segundo cuadrante a los Borgia y el cuarto cuadranto al linaje de los Corella. En conjunto el escudo representa el blasón de los Arias-Dávila Centurión y Croy, condes de Puñonrostro.

En el primer cuadrante, correspondiente a la familia Coloma, se contempla sobre campo de azur una banda de oro, acompañada de dos palomas de plata y bordura general de plata con nueve taus de sable. En el segundo cuadrante, el de la familia Borgia, escudo medio cortado y partido. Campo de oro con buey pastando y de gules haz de oro. El tercer cuadrante corresponde a la familia Calvillo y contiene un escudo cuarteado en cruz, campo de azur con una cruz floreada. Campo de oro con barras de gules. En el primer cuartel, mantelado en curva campo de plata con cruz de Calatrava en gules. En plata, un águila de sable, mantel de gules, un castillo en plata. Bordura de gules cargada con siete escaleras de plata. Segundo cuartel con campo de oro con banda tipo escaques de gules y plata en tres órdenes y tres cruces. En el tercer cuartel campo de plata con tres fajas de gules. Timbrado con una corona ducal, de oro, engastado el círculo de pedrería. Realza de ocho florones de los cuales faltan cuatro.

Fachada de la iglesia de San Bartolomé Apóstol.

Conservación

El escudo es bien de interés cultural desde la entrada en vigor de la Ley 16/1985, de Patrimonio Histórico Español, la máxima figura de protección de un bien cultural. Está en aceptable estado de conservación, a pesar de la erosión propia de los efectos atmosféricos y de haber perdido prácticamente todos los remates de la corona.

Bibliografía

NAVARRO POVEDA, C. (1997): “El escudo heráldico del conde de Puñonrostro, señor de Petrer”, Revista de Moros y Cristianos, Unión de Festejos San Bonifacio, Mártir, Petrer.

SEGURA HERRERO, G. y POVEDA POVEDA, C. (1999): Catálogo del archivo condal de Elda (I), Ayuntamiento de Elda y Caja Murcia, Elda.

Entrada realizada a partir del artículo de Concepción Navarro citado en la bibliografía.